︎



Historias sobre un futuro que quién
sabe y, a la vez, por qué no.



Tenemos dos noticias, una buena y una mala.


La mala noticia, en realidad, ya la sabes. Y es muy mala. El mundo entero lleva más de 90 días viviendo en ella. Y lo que es peor, todavía no sabemos muy bien ni cuándo ni cómo va terminar.

La buena noticia, por otro lado, no la sabe nadie. Nosotros tampoco. Pero nos hemos propuesto imaginarnos cómo sería uniendo a escritores y artistas para crear el futuro en el que nos gustaría vivir cuando todo esto pase.

︎

Caminante entre paredes


Texto: @borja.crespo
Fotografía: @ceciliadiazbetz



Hubo un tiempo, tal cual, en el que vivir apartado, en soledad, con tus propias manías y experiencias, generaba sospechas. Elegir el silencio y la desconexión, en un mundo hiperconectado, era sinónimo de extravagancia. Cuando la reconstrucción personal, el aprendizaje y desaprendizaje, estaban en peligro de extinción, hubo un movimiento sísmico en nuestra existencia. Debido a las inesperadas circunstancias, no hubo otra que estar contigo mismo. Quedar a solas con tu persona pasó a ser tendencia. Estar con nadie más y caerte bien no es fácil, pero tampoco imposible, como ha demostrado la inteligencia emocional a través de los tiempos. Irremediablemente, mirar a los ojos a la esencia de la naturaleza humana, frente al espejo, ha derivado en un placer consciente. Ahora caminamos sin pensar en lo que los demás imaginan de nosotros. Lo importante es qué pensamos nosotros de nosotros mismos. Puedo ir al cine como un espectador solitario, sin plantear dudas, sin que me señalen. Cuando se estrene en pantalla grande la versión en imagen real de ‘El caminante’, el manga de Jiro Taniguchi, no pienso perdérmelo. Érase una vez un espíritu libre entre cuatro paredes. Me entiendo bien, nos da el aire. Hubo un tiempo, tal cual.

Los esenciales


Texto: @mmcabrera
Ilustración: @aperitif_studio



15 de mayo de 2024, Madrid. Congreso de los Diputados. La Cámara Baja ha aprobado, a las 10.52 horas y con mayoría absoluta, la nueva ley del Trabajo Esencial. Minutos antes se producían varios altercados vergonzantes en los pasillos y el bar del congreso. Entre banderas y cacerolas, dos diputados ultraderechistas han resultado detenidos por quemar, en la cafetería de la institución, una pequeña pila de mascarillas color arcoiris, símbolo de las protestas que han propiciado el Proyecto de ley que protege a los y las trabajadoras esenciales. Con su entrada en vigor, las personas empleadas en los sectores esenciales en el estado español serán reconocidas en una nueva estructura del mercado de trabajo que no permitirá precarizarlas de nuevo. 

El proyecto ha salido adelante con 187 votos a favor, 147 en contra y 2 abstenciones, sin contar los votos de los diputados que iniciaron el fuego como protesta a la protesta. «También tenemos derecho a quejarnos de que se quejen», alegaron.
Durante las últimas seis semanas, una marea social formada por cuidadoras, enfermeros, limpiadoras, médicas, cajeras, agricultores, periodistas, transportistas y artistas han protagonizado todo tipo de actos reivindicativos en las calles de las principales capitales del país. «Más esenciales y menos carcamales», «Si soy esencial, ¿por qué me tratas mal?», «Arriba la esencial, abajo el capital», han sido algunos de sus lemas más coreados.

La llamada ‘Mascarilla arcoiris’ ha obtenido el apoyo rotundo de una buena parte de la sociedad civil y ha sacado adelante una ley histórica. La nueva norma, que ha obtenido un respaldo mayor que el que logró en la primera votación, será publicada en el BOE y entrará en vigor a partir de este próximo martes, 19. Ese día, el mercado laboral del país reconocerá lo que ya se ha bautizado por los expertos como «el nuevo orden esencial», que no permitirá expulsar del sistema a estos trabajadores/as, otorgándoles derechos también esenciales, como condiciones dignas y la máxima seguridad en sus empleos.
Además, cada persona trabajadora que haya sido precarizada, tendrá derecho, mediante Real Decreto, a elegir a qué diputado/a puede echarle una buena reprimenda. «Con respeto, siempre. Pero nos parecía lo justo», han puntualizado desde ‘La Mascarilla’.

A las 22.00 horas de hoy se espera una gran fiesta en las plazas de ciudades y pueblos del país. Se ruega máxima decencia en el uso del espacio público, puesto que el servicio de limpieza libra mañana. «En esencia, lo merecen», han concluido fuentes ministeriales.



Trance


Texto: @alvaro.palma
Audiovisual: @baum.gr



Viaja en el tiempo hasta nuestros días.

La misma sinfonía que sonó en Leningrado, tras 872 días de aislamiento, suena hoy en todo del mundo.

A la hora bruja, donde el sol cae y la brisa fluye.

La humanidad en trance; ofrecen tragos al aire, bailan, se abrazan; vibra.

Por unos segundos las personas se olvidan de su condición y se integran en un todo.

Como piezas de un mismo puzzle; partículas de un elemento superior.

Un único organismo donde todo fluye porque todos fluyen.

En una tarde cálida de un futuro no muy lejano, por un breve espacio, el mundo es una orquesta.