︎

No cualquier palabra


Texto: @nusolang
Ilustración: @esbrillo




Todo el mundo estuvo de acuerdo en algo: lo más duro fue, sin duda, lo de no poder abrazar a nuestros seres queridos. Aquello no tuvo nombre. Literalmente. Y ese era justamente el motivo que los reunía aquella tarde. Los miembros de la Real Academia tenían el desafío de nombrar el derecho inalienable a abrazar y a ser abrazados en cualquier circunstancia. Menuda responsabilidad. Sabían que no podía ser una palabra cualquiera. Tenía que ser un palabrazo.